Cine

Everest una cima ‘fallida’

everest

Había muchas expectativas con la película del director Baltasar Kormakur y por desgracia no se han cumplido. Es una película que no explota todas las posibilidades que la historia y el paisaje podrían darle. Uno de los atractivos consistía en que había la posibilidad de verla en 3D, esto no se aprovecha para nada. De hecho y siendo sinceros parece más una película plana que toda una película sobre el ascenso al Everest y sus funestas consecuencias.

Los actores que aparecen son de lo mejorcito que podemos ver ahora en Hollywood, sin embargo son totalmente desaprovechados, triste, ya que la nómina era destacada: Jason Clarke, Jake Gyllenhaal, Josh Brolin y una Keira Knightley que casi no aparece sin el teléfono al oído.

Uno va a ver una película de este tipo y espera sentir el vértigo lógico de una escalada de esta magnitud, pero en su lugar se encuentra con una película plana y en la que la dispersión de los personajes termina por conseguir que no consigamos tener grandes emociones en ningún momento.

Se ha aludido a un acierto de esta película, huyendo de provocar la lágrima fácil. Eso es cierto pero creo que hasta el punto de dejarnos fríos en todo momento. En resumen, una prueba más de que algunas películas generan unas expectativas que no se acercan a lo que realmente ofrecen cuando se estrenan en las pantallas de nuestros cines.

A pesar de esto, las campañas de los grandes estudios y su inversión en publicidad dejan unos números aceptables en taquilla más por este tema que por otra razón, pues es una película fácil de olvidar e incomparable con otras epopeyas como “Viven”, que desde luego se encuentra en otro nivel.

No dirás que no te lo advertimos, si buscas grandes emociones busca otra película o vete a ver las noticias wwe.